22. Fitch Ratings asigna calificación de riesgo crediticio.

Fitch Ratings asigna calificación de riesgo crediticio para Guatemala de BB, con perspectiva estable

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings anunció el viernes 20 de junio que asignó una calificación de riesgo-país para Guatemala de BB, con perspectiva estable. Si bien la calificación asignada por la agencia representa una reducción respecto de la anterior (BB+), la misma se mantiene en la categoría BB. Fitch sustenta su opinión principalmente en que no observa a la fecha, un progreso suficiente para apuntalar la consecución de mayores tasas de crecimiento económico, aumentar los ingresos fiscales y fortalecer la capacidad de recaudación tributaria, todo lo cual limita la atención de necesidades sociales y de inversión productiva.

Fitch Ratings valora significativamente la conducción de las principales políticas monetarias y financieras destacando entre otros factores: 1) Récord histórico de una gestión monetaria y fiscal prudente; 2) el progreso del Banco de Guatemala hacia un esquema de metas de inflación y de un régimen cambiario basado en reglas de intervención; 3) los bajos niveles de endeudamiento del gobierno general y moderados déficit fiscales; 4) las menores necesidades de financiamiento del sector público, en comparación con el resto de países con calificación similar; y 5) la capacidad de las cuentas externas del país para absorber el impacto negativo de una mayor volatilidad de los mercados financieros internacionales y del deterioro en los términos de intercambio.

Respetamos la opinión de Fitch; sin embargo, no se comparte la decisión, principalmente porque el promedio en la tasa de crecimiento interanual de la actividad económica, en los últimos tres años fue de 3.6% y para 2014 se prevé una tasa de crecimiento de entre 3.3% y 3.9%; la política fiscal continúa siendo gestionada de manera prudente, tal como lo evidencia el continuado proceso de consolidación de las cuentas fiscales, que se evidencia en una disminución del déficit fiscal desde un 3.3% en 2010 a un 2.1% en 2013.

Por otra parte, los niveles de profundización financiera del país, es decir, el crédito bancario al sector privado respecto del Producto Interno Bruto han aumentado considerablemente desde un 20% en el año 2002 a un 28.0% en 2010, y a un 33.0% en el 2013, lo cual aunado a la implementación de una política de aprovechamiento de las alianzas público- privadas daría sustento a mantener crecimientos cercanos al rango indicado.

Presione clic para ver documento

422441